Creciente Inconciencia

23 Jul

¿Han visto alguna vez  a alguien luchar consigo mismo?, a veces la gente construye toda una vida, se sumergue en miles de proyectos, ¿y para que? para destruirla, ver caer algo es lo más divertido de la vida, cuando lo miras desde fuera, o si estas en las raices de esta, si es que aquel siempre fue tu plan. Aquella es una lucha interna, una de las más grandes, apretarias el boton de panico, liberarias a tu conciencia, pero no todos pueden, yo no puedo. Es inmenso el poder que tenemos en nuestras manos.

Estoy atrapado en vida, no se que ha ocurrido, me veo encerrado. Pero veo como todo se mueve, como todo sigue, todos lo han notado en mi, que estoy muerto, y muchos de mis amigos tambien lo estan, estamos todos muertos, y lo estaremos por toda la eternidad.

Mi nombre es Ross, he sido toda la vida un paria, nunca he calzado en nada, estudie fisica, queria crear bombas, drogas, poder manejar el mundo a mi voluntad,  tener todo, la fisica lo puede todo, todo, desde los pequeños atomos crear grandes fuegos artificiales. De los grandes sistemas interplanetarios conocerlos y concentrarlos todos. Y la vida iba bien, siempre he sentido recelo contra todos, pero, al conocer a Amy, me sentia diferente, gris, a ella le daria mi alma, si esque aun tengo, si ella quisiera destruir el mundo lo haria, si quisiera conocer a dios se lo crearia, si quisiera hacer que el mar se detuviese lo haria. Todo lo puedo por ella. Más no puedo aun asi moverme, soy un miserable mentiroso.  Aunqe estoy muerto, realmente muerto, no soy un ser que dice estar muerto por tener ojeras, y vestirme con colores brillantes y seguir a la multitud, recibi un balazo en mi cabeza, quien sabe que contenia. Solo senti aquella sensacion de dos segundos con mis ojos cerrados, luego los abri, estaba en un cementerio, creo que aun tengo asuntos pendientes, talvez me quiero despedir de Amy.

Pero no hago más que destruir, tengo ira, y no encuentro el motivo de esta, a todos nos toca morir, y siempre lo he tenido claro, no deberia estar aqui. Aun cuando ame tanto a Amy, deberia estar acostado un segundo más, era tan calida la muerte, sigo sintiendo ese calor en mi frente agujereada. Creo que han pasado tres dias, y nada, fui donde viviamos con Amy, todo habia desaparecido.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: