Guión “Odio los lunes”

20 Nov

1    EXT. Paradero 6.30 am – DÍA

De mañana, llega Tristán al paradero número seis. En fila, diez personas esperan la llegada del bus. Los automóviles particulares veloces por las calles van. Hay también en la vía animales muertos que reposan en el fondo. En signo azaroso, un camión pasa regando la calle, y en el río que deja, Llega el bus.

TRISTAN (OFF)

No miro a las personas a los ojos, me da miedo ser demasiado fácil de leer, sabrán cuáles son mis intenciones. Son las seis a.m, pero todos se olvidaron qué hora es.

TRISTAN

(A Señora X)

Disculpa, ¿sabe qué hora es?

SEÑORA X

No, disculpa, estoy atrasada, no tengo reloj, pero sé que es la hora de ir a trabajar.

TRISTAN (OFF)

 

La hora de salir. No saben dónde están parados pero saben que algo “deben” hacer, lo que es igual a no saber qué tienen que hacer En la pendiente de Estar por estar, para no dejar de existir.

 

2    INT. BUS 7.00 AM – DIA

Al interior del bus hay solo cinco personas. Tristán    camina hacia el final del bus a un asiento vacío. Se sienta, saca de su mochila un libro. Comienza a leer.

 

 

 

 

 

 

TRISTAN (off)

 

¿Por qué?, por qué se levantan todos los días, a esta hora, y esperan este bus, día tras día. Converso con algunas almas y me dicen que es porque tienen que vivir, necesitan vivir.

 

En el transcurso el bus para un par de veces, Tristán sigue leyendo.

 

3    INT. BUS 7.20 AM – DIA

 

El interior del bus no cambia mucho, aparte de un grupo de personas que entran. De ellas, una mujer camina hacia el final y se sienta al lado de Tristán. Con rostro de melancolía, él mira a aquella mujer, como si la conociese, y en lo oculto la quisiera. Andrea con curiosidad mira a Tristán, quien se sumerge en el libro que lee. Sonríe.

 

 

Tristan

 

Qué raro son los cielos, míralos, cubiertos por murallas tan pesadas como en la vida de todos, todos los que están aquí.

 

Andrea

 

Son ellos quienes los aplastan, es por eso que son tan majestuosos, para que se sientan mínimos.

 

tristan

(En silencio, la miro.)

¿Cómo te llamas?

 

 

 

ANDREA

 

Andrea, ¿y tú?, que curioso.

 

tristan

(Guardando su libro, tomo el bolso, y se levanto)

Tristán. Permiso.

 

4    int. bus  7.40 am – DIA

 

Tristán se levanta, camina hasta la puerta del bus. De su bolso saca un arma, y comienza a disparar a todos los pasajeros. Ya cuando ve a todos en el piso, camina nuevamente hacia Andrea.

 

andrea

(Asustada, grita)

¿Qué haces?, ¿Qué haces?

 

 

TRISTáN

(Habla calmadamente)

Ellos, realmente no merecen vivir, pero yo no soy nadie para juzgarlos, y ¿quién puede hacerlo?

 

Andrea

 

Nadie, solo somos nada, y la nada aquí perdona, entonces ¿porqué?

 

TRISTáN

 

No son balas, son tranquilizantes, ¡jajaja! Asustarlos creo que los ayudaría a apreciar más…

 

Andrea

¿Más qué?

 

TRISTáN

 

La vida, supongo.

 

andrea

 

Tal vez, pero, ¿por qué a mí no me has atacado? ¿Acaso crees que yo la aprecio?

 

 

 

 

 

 

 

 

TRISTáN

(Susurrando)

Creo que sí, cabría en mi cabeza que podrías hacerlo sin necesidad de tanta violencia.

 

Andrea

 

Eres otro cerdo más. Realmente creí que me atacarías.

 

TRISTáN

 

Disculpa. Huyamos, no es una buena idea, pero te agradaría hacer esto.

 

Andrea

(En silencio, sonríe)

…Vamos, no te prometo nada, juntémonos luego en la carretera al sur.

 

TRISTáN

(Saca de su bolso una mascara)

Toma úsala, te servirá.

 

Andrea

 

Gracias.

 

 

5. INT. bus 8.00 am – dia

 

Tristán entrega la mascara a Andrea, ella se la pone. Toma su mano y presiona el botón de emergencia que hay en la micro, para abrir la puerta en casos como éste. Salen corriendo. En la calle no se ve nadie, como si estuviesen todos atraídos en sus cárceles. Se detienen dos cuadras adelante.

 

TRISTáN

 

¿El fin de semana?

 

 

 

Andrea.

 

No, ven conmigo, vamos a mi casa, te puede ocurrir algo. ¡No!, no quiero que te vayas. Si lo hacemos así, tal vez no encuentres a tu ser.

 

 

Tristán

(Sospechosamente mira sus ojos)

Gracias… ¿Qué pretendes con esto?

 

Andrea

 

Para sacarte de aquí, para sacarme a mí de aquí también…

Ya es tanto de lo mismo, que me aburrí. Hoy creo que sentí la vida más parecida a la muerte, al final de todo. Cuando te aburras de mí, ¿Harías de esto un círculo?

 

Tristán

 

 

Ellos siguen su camino que es un correr por las calles. Pasando entre los autos, llegan a un callejón donde logran cambiar un poco su aspecto, para seguir tranquilamente. Ambos se van conversando.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: